domingo, 20 de diciembre de 2009

Zunilda Gaite: Poesías y Presentación Nuevo Libro" Lunas de Abril"

FANTASÍA

Sueño mi propio sueño
del árbol con retoños.
Agrieta su corteza
el filo de la noche.

Mis pies echan raíces
madrugando las horas.
Mis manos sólo enjugan
el rocío en las hojas.

Sueño mi propio sueño
del árbol con retoños.
Profanan su silencio
cuatro pájaros de oro.

Zunilda Gaite.

De: EL CIELO DE LAS PALABRAS. EDICIONES
AMAUTAS. Córdoba. Argentina. 1 990.



SEDIENTA
de tu abrazo.


El valle se ha dormido
bajo un viento helado
que desolla los sentidos
y escarba en el silencio.

El frío trepa mi piel
como la hiedra el muro.

Sedienta de tu abrazo
pacto con la ausencia
y muda de asombro,
cobijo mis anhelos
con las alas profanas
de un destino incierto.

Zunilda Gaite.

De: ANTOLOGÍA 30º ANIVERSARIO. S.A.D.E.
IMPRESOS S.A. Santa Fe. Argentina. 2 006.


Desde el origen somos indefensos
si alguien nos hace añicos la esperanza…
Mario Benedetti.



HUELLAS CALCINADAS

Salí a buscar tu angelical silueta
con la - terquedad - de un niño
y al verte ovillada, entre la hierba,
floreció tu nombre
bajo un cielo de glicinas.

Un sauce displicente
acompañaba tu figura
cuando quebraste la tarde
- estremeciendo - el cristal cautivo.

El - dolor - estalló en tus ojos
como chispas de diamante
en la tormenta de la vida
y vi rodar un río desbordado,
por el lecho arisco,
rastreando las huellas calcinadas
del destierro y el olvido.

Zunilda Gaite.

De: LUNAS DE ABRIL. E-MIGRACIO-ES Z.G.
Santa Fe. Argentina. 2 007.



HOJA DE VIDA:


Autora, poeta y escritora: ZUNILDA GAITE.
Domicilios: 3 de Febrero 3 191. (3 000) Santa Fe. Argentina.
Teléfonos: 0342-4590657. Celular Nº: 0342-154 067455.
E-mail: zunygaite@hotmail.com


Sta. Fe 1943. M.N.N. (Maestra Normal Nacional) con perfeccionamiento docente en el Instituto Superior del Magisterio y otras instituciones de su ciudad natal.
Desarrolla actividades de aula-taller que incluyen poesía, cuento y periodismo. Coordina emisiones de diarios orales y ediciones de revistas escolares.
Realiza publicaciones infantiles, artículos pedagógicos, un apéndice de educación preprimaria y otro de sinonimia en revistas, enciclopedia y diccionario de difusión nacional editados por Cía. Fabril Editora, Codex y La Obra, en Bs. As.


También dos libros de poemas: “EL CIELO DE LAS PALABRAS” y “LUNAS DE ABRIL” editados por Ediciones Amautas y E-migracion-es en Cba. y Sta. Fe, respectivamente. Es antologada por la Sociedad Argentina de Escritores (S.A.D.E.) Filial Sta. Fe, en el 30ª aniversario de la institución.
Participa en mesas de lectura, debates, exposiciones de poemas ilustrados, emisiones radiales, páginas web, en un intercambio literario con el M.E. de Japón y en Encuentros de Escritores provinciales, nacionales e internacionales.
Actúa como coordinadora y jurado de certámenes de poesía.



Graba una selección de poemas propios en el C.D. Nº: 2 de la Serie que edita la Universidad Nacional del Litoral (U.N.L.), con las voces de los poetas que participan en los “Encuentros en el Arte, Ciclo 2 006”, organizados por la Asociación Santafesina de Escritores (A.S.D.E.).

Alterna las actividades literarias con otras de dibujo, pintura y reciclado artesanal, transformando objetos de descarte en piezas únicas, utilizando técnicas diversas y relaciona estos trabajos con poemas y prosa poética.
Trabaja en Asociaciones y Delegaciones dedicadas a la Cultura en su ciudad de origen. Actualmente es Secretaria General de la C.D. de la Asociación Santafesina de Escritores.






COMENTARIOS SOBRE EL NUEVO LIBRO:

"LUNAS DE ABRIL"

de Zunilda Gaite

Lunas de abril es un poemario de exquisita factura que le posibilita al lector-destinatario diversidad de lecturas: puede abordarse como un “poema total”, mechado por epígrafes de reconocidos escritores, que a manera de “copetes” anticipan la idea central que presenta la serie de versos que a continuación se van desgranando de manera no convencional, porque la poeta juega con la disposición gráfica de manera libérrima, para dibujar cambiantes siluetas, y donde los espacios-silencios también hablan, gimen, gritan, susurran, murmuran o callan significativamente, logrando de este modo destacar en escorzo la contundencia de las palabras que golpean, deambulan, desafían, escarban, rasgan, danzan, queman, devoran, desdibujan, hilvanan, atraviesan, languidecen, brotan, duelen, sacuden, estremecen, cobijan, desconciertan, invaden, naufragan, convocan o salvaguardan los recuerdos melancólicos, exhuman las huellas de la memoria y conjuran los sueños luminosos de un destino de ausencias, atascado en el espacio azulado de la espera, que finalmente se cierra con un caligrama-resumidor de la angustia que produce el desarraigo del yo, representado por la “media luna”: Sólo tú y tu ausencia de lunas pasajeras. Sólo yo y las lunas de tu ausencia



Aparentemente, cada composición que comprende Lunas de abril, se presenta sin títulos; no obstante, al releer la tirada de versos, Zunilda nos sorprende habiéndolos incluido en el cuerpo del texto: inmersos en el poema y destacados con letras mayúsculas (más minúsculas, en algunos casos); la temática de los mismos coincide con los epígrafes que los encabezan, voces conocidas pertenecientes al macrocosmos literario, muchos de quienes se dejaron habitar por el amor, como manifiesta Z.G. en su caligrama inicial, que abre el volumen a modo de dedicatoria: Pizarnik, Neruda, Orozco, Ibarbourou, Agustini, Benedetti …
Curiosamente, varios poemas se hallan acompañados por la imagen esquemática de dos aves (… ¿gaviotas?), las que representan ora el vuelo de los ángeles, ora el revoloteo de las luciérnagas; ya sea las pinceladas que se desparraman en el cielo, o las oleadas de perfume que se difumina sobre su fondo azul…
Respetando también la forma del pájaro en vuelo, la composición poética que precede al caligrama de cierre, exhibe el deseo de devolverle lo sustancial a cada cosa, para fundirse finalmente en el turquesa del horizonte.


Pero si osamos hilvanar las palabras destacadas en cada tirada de versos logramos obtener otra composición que sintetiza la esencia del poemario en IX estrofas. Sucede que, a la manera de Julio Cortázar en “Rayuela”, Z. Gaite nos ofrece -más que un índice- una “guía para facilitar su lectura”. Sin embargo, cada lector, al adueñarse del texto podrá completar su sentido, transitando “a su manera” esas “huellas en constante desplazamiento” (tal como acertadamente se refiriera Barthes al enunciado), sobrevolando como ese par de golondrinas a las que Zunilda Gaite se refiere en los Haikus (las mismas que aparecen en la contratapa, y que doblemente graficadas, pueblan todas aquellas composiciones que se relacionan con la más etérea esencia del existir).

Y qué decir de las lunas de abril que ilustran el poemario, para completarlo desde la dimensión para-textual: desde la antigüedad el hombre ha creído ver -y proyectar- extrañas imágenes en la cara visible del satélite (las más ingenuas -como la del queso o el conejo- hasta las elucubraciones más fantasiosas que se nos puedan ocurrir), pero indudablemente siempre la luna ha sido y será el ícono preferido por los enamorados.
Prof. Liana Friedrich


1 comentario:

  1. Excelente libro y merecido comentario. Diana

    ResponderEliminar